Destinos En Alemania


Berlín – Cultura, historia y arte

Berlín es la ciudad de los museos, del arte y de los artistas y es apta para ser conocida por todas las generaciones. Esta ciudad, capital de Alemania, atrae a visitantes por su cultura, historia y vida nocturna. Es también la plataforma perfecta para entrar en contacto con la cultura y gastronomía a nivel mundial.

En Berlin los entusiastas de la naturaleza pueden respirar aire puro mientras caminan por sus bosques y parques espaciosos o encontrar el tiempo para relajarse a orillas de una multitud de lagos fantásticos. El río Spree es también un lugar muy popular de encuentro para percibir la magia que dispensa esta ciudad.

No olvide reservar un tiempo en su agenda para recordar a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial y visite el campo de concentración de Sachsenhausen en donde se llevará una impresión escalofriante de los horrores del Holocausto.




Bremen – Pintoresca y de alto contenido histórico

Bremen, con sus 1,200 años de herencia Hanseática, es un destino acogedor rodeado de un paisaje con gran encanto. Paseando por las calles y visitando sus múltiples iglesias, entrará en contacto con la historia de Bremen y con su impresionante arquitectura.

Bremen ofrece un encanto claramente contemporáneo. El antiguo ayuntamiento, clasificado como patrimonio universal por la UNESCO en 2004 es uno de los edificios públicos más llamativos de Alemania. Su elegante estructura gótica e impresionante fachada renacentista han perdurado desde la Edad Media. Para entusiastas del arte y la historia hay mucho por descubrir y admirar. El Kunsthalle en el casco antiguo de Bremen, con su colección de lienzos de origen francés y holandés, es una cita obligada para los amantes del arte.

Los museos de Bremen son de una temática diversa: cultural, ciencia, naturaleza… y ocupan edificios de impresionantes diseños arquitectónicos. Como ciudad pintoresca Hanseática, Bremen es también un magnífico destino para los amantes de la naturaleza, que aprovechando su proximidad pueden visitar Heligoland, una isla virgen e inusual a tan sólo 70 Km o dos horas por barco desde Bremen. Además, Bremen es conocida por sus delicias gastronómicas como por ejemplo el Bremer Klaben, Bremer Kluten y el Bremer Knipp.




Dresde - "Ciudad de la Cultura"

Dresde, la “Ciudad Cultural” de Alemania, se caracteriza por sus excepcionales obras maestras arquitectónicas, numerosas citas culturales y por su atmósfera Navideña llena de magia, destacando sobre todo sus mercadillos Navideños.

Llamada también la “Caja de Joyas”, Dresde, aún siendo una ciudad pequeña, nunca deberá ser descartada. Como antigua ciudad real, Dresde aglutina tanto tesoros arquitectónicos como históricos. Ofrece una gran gama de espectaculares edificios de estilo barroco incluyendo la imponente iglesia Frauenkirche. La ciudad destaca también por su amplio contenido histórico y cultural, siendo fiel reflejo de ello sus numerosas galerías de arte y museos.

Los entusiastas de la naturaleza pueden disfrutar de los verdes y frondosos parques que hay en Bremen y vivir una especial atmósfera mágica a orillas del hermoso río Elbe. La gastronomía sajona de Dresde ofrece una gran variedad de delicias culinarias. Uno de los platos más vistos durante los mercadillos Navideños es el “Dresdner Weihnachtsstollen”




Munster-Osnabruck - Ideal para descansar y senderismo

Localizada entre Dortmund y Osnabruck, Munster es una de las ciudades universitarias más grandes de Alemania. Tanto Munster como Osnabruck ofrecen numerosos lugares idílicos para descansar así como un amplio conjunto de edificios que destacan por su belleza arquitectónica.

Munster posee una gran riqueza histórica y cultural aunque también destaca por sus atracciones alternativas de índole jovial. Tanto estudiantes como turistas pueden disfrutar de la gran oferta de cafeterías, restaurantes y bares, que se acoplan a todos los gustos. Durante el día puede visitar los numerosos edificios históricos e iglesias que caracterizan a la ciudad. El casco antiguo, en buena parte restaurado, es un punto de encuentro entre edificios originales y contemporáneos que ofrecen conjuntamente un enclave arquitectónico de impresionante belleza.

Osnabruck se encuentra en medio de una reserva natural y ofrece atractivos itinerarios para los entusiastas del footing rodeado de plena naturaleza. La plaza triangular del mercado central, el palacio junto a la iglesia “Kathrinenkirche” así como numerosos edificios de estilo rococó son otros elementos distintivos de Osnabruck.




Erfurt- histórica y fascinante

Erfurt alberga auténtico tesoros arquitectónicos de estilo medieval. Es la capital de la región de Thüringen y aparece mencionada por primera vez en documentos que datan del año 742. Ciertamente, en esta ciudad la historia mantiene una presencia ubicua.

El centro de Erfurt constituye uno de los centros urbanos alemanes de la Edad Media mejor conservados. El puente más largo de Europa con viviendas en su propia estructura y construido parcialmente de madera, varios monasterios impresionantes e iglesias que destacan por su belleza arquitectónica así como casas patricias de finales del barroco otorgan a Erfurt una atmósfera romántica envidiable.




Friedrichshafen – A orillas del lago Constanza y frente a los Alpes

Friedrichshafen se encuentra en la orilla Baden-Wuerttemberg del lago Constanza, en el triángulo fronterizo que forman Alemania, Suiza y Austria. La industria aeronáutica alemana se fundó en Friedrichshafen que es sobre todo famosa por sus zepelines. Por ello, es apodada como la “Ciudad de los Gigantes Voladores”

La ciudad linda directamente con las aguas del lago Constanaza y está localizada cerca de las Alpes en donde encontrará innumerables oportunidades de ocio y actividades deportivas como esquí y senderismo. Friedrichshafen es también famosa por su amplia gama de actividades culturales.




Kassel – La ciudad "Documenta"

¡Acceda a un mundo maravilloso! Kassel fue fundada en el s. X y está plagada de historia. Idílicos valles surcados por ríos y grandes bosque vírgenes se unifican para ofrecerle un ambiente entrañable.

Pase sus vacaciones en la tierra de los cuentos de hadas. La atmósfera tan especial que caracteriza a Kassel y sus alrededores puede haber comenzado a finales del s. XVIII cuando Kassel se convirtió en el epicentro de las rutas de los cuentos de hadas de los hermanos Grimm. Para los deportistas existen numerosas actividades como senderismo, montar en bicicleta ó navegar en canoa.

Desafortunadamente, durante la Segunda Guerra Mundial, los puntos históricos de mayor interés fueron bombardeados. No obstante, el castillo Wilhelmshöhe del s. XVIII aún sigue en pie para ser admirado. Kassel es un destino ideal no sólo para los amantes de la historia y naturaleza sino también para los entusiastas de arte contemporáneo y moderno. Kassel es reconocida internacionalmente por su exposición de arte moderno “Documenta” que durante 100 días se celebra cada cinco años.




Rostock – Aire fresco marítimo

Las vistas de Rostock-Laage y del mar Báltico en frente dejan a los amantes de la naturaleza y a entusiastas de deportes acuáticos ó a aquellos en busca de paz y tranquilidad sin respiración.

La ciudad Hanseatica de Rostock ofrece un aire único. Compruebe la belleza de Rostock mientras realiza paseos románticos a lo largo de la ciudad ó de la playa. Las impresionantes vistas así como las casas coloridas con sencillos pero coquetos ornamentos le dejarán un recuerdo inolvidable.

Mientras tanto, los entusiastas del deporte pueden disfrutar de un día en la playa, sobre todo los aficionados a la vela quienes encontrarán numerosas opciones para poner a prueba su pasión por el mar. No descarte las especialidades culinarias que encontrará en Rostock – el marisco y pescado fresco están a la orden del día así como las costillas asadas al estilo Mecklenburg y el espino cerval de mar.




Dusseldorf – Un paseo romántico a orillas del Rhin

Olvídese del ajetreo diario y relájese caminando por el paseo de 1.5 Km que linda con el río Rhin.Disfrute de unas fantásticas vistas y admire la impresionante arquitectura que prevalece en esta zona con una cerveza local en su mano.

Todos los apasionados de las compras se llevarán una grata impresión en cuanto descubran el boulevard Königsallee, con sus múltiples tiendas incluyendo varias de alta gama. No lejos de ahí, en el barrio japonés, encontrará un gran ejemplo de la variedad cultural que ofrece Dusseldorf. En el mismo, encontrará acogedores restaurantes japoneses así como más tiendas para los entusiastas de las compras.

La siguiente visita obligatoria es al deslumbrante casco antiguo (Altstadt) en donde tomando un café tendrá tiempo para absorber la cultura e historia de Dusseldorf a cualquier hora del día. Sin embargo, tome nota de que durante la noche el Altstadt se convierte en “El Bar Más Largo del Mundo” con cerca de 300 pubs, bares, restaurantes y cafeterías. Aquí puede dar comienzo a la noche tomado una jarra de la famosa cerveza Altbier.




Hamburgo – Pintoresco de noche y de día

Hamburgo, a orillas del río Elba, es la segunda ciudad más grande de Alemania y siempre entusiasma a sus visitantes gracias a su encanto y hospitalidad Hanseática.

Las numerosas vías fluviales y canales que caracterizan a Hamburgo la asemejan con Venecia y de ahí que se la apode como “La Venecia del Norte”. Un tour fluvial por sus 23 canales le permitirá llevarse una primera impresión de Hamburgo, la cual, para los amantes del arte, alberga en su museo Kuntshalle una importante colección de pintura que data desde hace siete siglos, desde la Edad Media a la Edad Contemporánea.

Como contraste, el barrio portugués de Hamburgo, una rareza en Alemania, le ofrece una atmósfera ibérica y un aire único en la que podrá encontrar toda serie de restaurantes con deliciosos platos que se acoplan a todos los paladares.

En Hamburgo, tan pronto cae la noche, comienza una vibrante vida nocturna. En la calle Reeperbahn ubicada en el distrito Sankt Pauli, se halla una parte de la ciudad completamente diferente. Aquí, pasa a ser de día durante los 365 días del año. Los clubes de Sankt Pauli y Reeperbahn rejuvenecen a todos sus visitantes con su animación y atmósfera especial y sin duda alguna le motivarán a completar su paseo por la “milla del pecado”. Si desea una noche relajada y sin ajetreo, opte por el distrito Schanzenviertel, caracterizada por su cultura alternativa y en donde encontrará una gran variedad de cafeterías y restaurantes para cenar en un ambiente tranquilo.